CRISIS DEL VIDEOJUEGO DEL 83

Puerta recreativos arcade crisis del videojuego 1983 debacle de atari

La crisis del 83 o como tambi茅n fu茅 llamada como la debacle de atari, fu茅 el evento sucedido en la segunda generaci贸n de las videoconsolas. La crisis comienza en junio del 82, llevando a la quiebra a varias empresas americanas de ordenadores y videojuegos.

Los motivos y factores聽

Uno de los motivos que se baraja es la gran cantidad de juegos que se cre贸 con una muy mala calidad, llegando todo esto a ocasionar una desconfianza del cliente muy alta.

Tambi茅n se tiene el聽 desastre de los grandes videojuegos.

Esto empieza con Atari queriendo sacar dos juegos, uno de ellos E.T. el extraterrestre y el ya famoso Pac-Man.

Atari quiso crear una versi贸n de estos dos juegos, Pac-Man que ya era famoso en las m谩quinas recreativas, se quiso sacar con todas las prisas para las Navidades.

Sali贸 en ese a帽o de 1981, sin haberse podido probar, con las prisas, esto se tradujo en un videojuego con baja calidad en colores, sonidos confusos y una gran cantidad de fallos que hac铆an muy dif铆cil la jugabilidad.

El juego de E.T,聽 solo se puede contar de 茅l que fu茅 considerado como uno de los peores videojuegos de la historia.

Estos son los famosos cartuchos que Atari enterr贸 en el desierto de Nuevo M茅xico, siendo encontrados en 2014 financiado por Microsoft.

La crisis que dur贸 m谩s o menos dos a帽os lleg贸 a poner en jaque el negocio de los videojuegos.

Otro de los motivos de este desastre fue la competencia con los ordenadores personales.

Estos a finales de los 70 eran vendidos principalmente a tiendas de inform谩tica muy especializadas a un precio muy elevado.

A principio de los 80 muchas de las empresas empezaron a vender ordenadores con precios m谩s asequibles, con una mejorada gr谩fica y sonora.

Esto empez贸 a abrir el mercado en juegos que se pod铆an grabar en disquetes o cintas de cassette en lugar de ROM que usaban las consolas.

Al tener estas memorias los ordenadores, estos dejaban guardar partidas cosa que las consolas no lo permit铆an.

Y por ultimo la perdida de control de publicaci贸n y programaci贸n de los videojuegos.

Activision, fundada por algunos de los programadores de Atari, abandonaron la compa帽铆a debido a que no se les permit铆a un salario en funci贸n de porcentaje de ventas ni aparecer en los cr茅ditos finales del videojuego.

Hay que decir que los actores, directores o m煤sicas, si sal铆an en estos cr茅ditos.

Despu茅s de que Atari cometiera este error, Mattel y ColecoVision cayeron en el mismo error.

Con todo esto empez贸 una guerra de espionaje industrial y de averiguar como desarrollaban las compa帽铆as sus videojuegos.

El caso m谩s sonado es el de Mattel contra Atari, que les acus贸 de haberles robado varios programadores.

Las consecuencias de estas crisis fueron:

Los bajos registros de ventas, que ni los fabricantes se pod铆an hacer frente a las devoluciones y las tiendas no fueron capaces de sacar esos juegos ni haciendo una bajada dr谩stica de los precios.

Las cifras hablan de disminuciones de 3 mil millones de dolares en 1982 a 100 millones en un a帽o, hecho que llevo a la quiebra a muchas empresas.

Solo con el lanzamiento de Nintendo Entertainment System en 1985, la industria empez贸 a recuperarse con ventas anuales de m谩s de 2.300 millones.

Con todo, pas贸 de ser una industria de gran crecimiento a la mayor crisis que podr铆a tener el sector.

Se estima que Mattel y Coleco acumulaban p茅rdidas de 195 y 258 millones de d贸lares respectivamente.

En estos a帽os cierra Mattel, Coleco y la gran聽Magnavox. Atari con perdida cercanas a los 356 millones de d贸lares es tendida por Warner a uno de sus competidores, Commodore.

En 1984 es vendido por 240 millones.

La mayor铆a de empresas peque帽as del sector en Estados Unidos tambi茅n se extingue asfixiada por la cantidad perdida irrecuperable.